Mi esposa no quiere sexo

Esposa no

¿Ha perdido su esposa el interés en tener relaciones sexuales con usted?

No te preocupes, puedes cambiar cómo se siente y hacer que quiera tener sexo con más frecuencia a partir de ahora.

Si su esposa actualmente no quiere tener relaciones sexuales con usted, estas son algunas de las razones principales por las que eso sucede y lo que debe hacer para solucionarlo:

1. Falta de atracción

Si su esposa ha perdido sus sentimientos de atracción por usted, no tendrá mucho ni ningún deseo de tener relaciones sexuales con usted.

La buena noticia es que PUEDE recuperar esos sentimientos. Afortunadamente para nosotros los hombres, la cantidad de atracción que una mujer siente por nosotros está mayormente bajo nuestro control.

Simplemente necesita comenzar a mostrar rasgos (por ejemplo, confianza, carisma, humor, vibra masculina) a partir de ahora y su esposa automáticamente comenzará a sentirse más atraída sexualmente por usted.

2. Problema de energía

Algunos maridos entregan todo el poder y el control a su esposa con la esperanza de que eso la haga feliz.

Otros maridos le quitan todo el poder a su esposa y buscan controlarla tanto como sea posible con la esperanza de mantener la relación unida.

Cualquiera de los dos extremos no es saludable y provocará una ruptura del deseo sexual.

La dinámica correcta que debe tener para asegurarse de que su esposa se mantenga sexualmente atraída por usted y sexualmente disponible es ser un hombre fuerte, líder que se hace cargo, pero que también la inspira y la anima a hacerse cargo de las cosas que disfruta.

Necesitas amarla, respetarla y amarla, pero también esperar que ella te respete a cambio. Siempre que tu esposa te respete, naturalmente se sentirá atraída por ti y le resultará mucho más fácil amarte.

No puedes exigir que tu esposa se sienta atraída por ti o que te ame, ni puedes suplicarle que se sienta así o convencerla.

Tienes que ser el tipo de marido que ella admira y respeta, pero que también la respeta, la ama y la aprecia.

Aquí hay algunos ejemplos de cómo las mujeres ponen a prueba a los hombres y tratan de quitarles su poder ...

Aunque una mujer pueda DECIR que quiere un esposo más obediente o ACTUAR como si no le gustara cuando usted asume la posición de poder, en realidad es lo que realmente quiere.

La mayoría de las mujeres no se excitan con hombres inseguros que dudan de sí mismos y que esencialmente le entregan su poder.

Quiere un hombre al que se sienta bien sometiéndose, no un hombre que haga que el sexo se sienta incómodo porque no está en la posición de poder en su mente o en la de él.

3. Cambio innecesario de roles

Chupando hasta ella haciendo quehaceres domésticos ganó

A veces es necesario que un esposo ayude en la casa, o incluso que asuma temporalmente el papel de su esposa en la casa. Sin embargo, la mayoría de las veces, no es necesario y al asumir su papel innecesariamente, en realidad le haces perder algo de respeto por ti como hombre.

No hay nada de malo en que un esposo haga algunas tareas domésticas para ayudar a su ocupada esposa, pero si llega al punto en que él está haciendo las tareas domésticas para que ella pueda tener más tiempo para relajarse que él, la esposa realmente comienza a perder un poco. un poco de respeto por él.

Para que una mujer quiera tener sexo con un hombre, tiene que sentirse atraída por él y sentir respeto por él.

Si su enfoque de la relación o su comportamiento con su esposa le ha hecho perder más y más respeto por usted con el tiempo, también significa que habrá perdido sus sentimientos de atracción.

No se preocupe, puede recuperarlo.

De ahora en adelante, debes concentrarte en decir y hacer el tipo de cosas que harán que tu esposa sienta respeto y atracción por ti.

Cuando hagas eso, naturalmente comenzará a tener más impulsos sexuales a tu alrededor o, si tiene un deseo sexual bajo, al menos estará abierta a tener relaciones sexuales contigo si lo inicias.

Cuando una esposa siente que ha asumido el papel de madre para su esposo o que ella es la más fuerte en el matrimonio, comienza a perder el respeto por él.

Él es incapaz de hacerla sentir como una mujer real (es decir, hacerla sentir femenina) porque carece de masculinidad para ser el hombre en la relación.

Si eso continúa durante demasiado tiempo en cualquier relación, la mujer comenzará a sentirse inquieta e irritable.

Con la esperanza de despertar a su hombre de su estado de confusión, una mujer comenzará a comenzar a discutir y a hacer berrinches, con la esperanza de que eso le haga darse cuenta de que algo anda mal.

Las mujeres nunca quieren tener que enseñarle a un hombre cómo ser un hombre. Se espera que los hombres lo sepamos y si no lo sabemos, la mujer perderá el respeto y luego comenzará a crear drama en la relación como una señal de advertencia.

4. Tratarla como a una amiga

Una gran amistad es una parte esencial de una relación exitosa, pero no lo es todo.

Para mantener viva la chispa sexual, también debes comportarte como su amante.

No siempre puedes simplemente hablar con ella de una manera neutral como lo harías con uno de tus amigos masculinos. A veces, tienes que hablar con ella de una manera que la haga sentir femenina, sexy y deseada.

5. Ser inseguro

Marido inseguro

Una de las cosas que más excitan a una mujer es un hombre emocionalmente seguro y confiado.

La inseguridad acerca de su atractivo para ella, su valor para los demás en la vida o su lugar en el mundo son aspectos negativos para una mujer.

Cuando un hombre tiene la capacidad de permanecer emocionalmente fuerte y seguro sin importar lo que la vida le depare, es profundamente atractivo para las mujeres.

6. Falta de propósito en la vida

Algunos maridos cometen el error de esconderse de su verdadero potencial en la vida detrás de su esposa y de las responsabilidades y tareas básicas que conlleva la vida moderna.

Algunas mujeres tolerarán a un hombre que carece de propósito, pero eso hará que pierda el respeto por él.

Cuando una mujer pierde el respeto por un hombre, pierde atracción por él.

Para mantener la atracción de tu esposa, tienes que ser un hombre al que ella admire y respete, no un hombre con el que secretamente se sienta avergonzada de estar casada.

Tienes que dar un paso adelante y ser el hombre que sabes que puedes ser.

Debes dejar de tener miedo de tus sueños más grandes en la vida y comenzar a dar pasos en esa dirección para eventualmente hacerlos realidad.

Mientras tanto, todavía tienes que amar, respetar y apreciar a tu esposa.

Tienes que verla como importante y valiosa, pero no hasta el punto en que te impida perseguir tus mayores sueños en la vida.

Cuanto más te levantes para ser el tipo de hombre que ella desea que seas, más respeto y atracción sentirá por ti.

Entonces, si también la haces sentir importante, valiosa y sexy, estará mucho más abierta a tener sexo contigo.

La pareja verdaderamente feliz

¿Alguna vez has visto a un hombre y una mujer que han estado casados ​​durante décadas y aún están locamente enamorados?

Se toman de la mano, coquetean y se ríen y bromean.

Después de todos esos años, han logrado mantener viva la chispa sexual.

Es posible que no tengan relaciones sexuales todas las semanas o incluso más de una vez al mes, pero aún lo hacen con más frecuencia que la mayoría de las parejas que han estado casadas durante mucho tiempo.

Sabes el tipo de pareja a la que me refiero, ¿verdad?

Bueno, aquí está la cosa ...

Eso es lo que es posible cuando crea y mantiene la dinámica de relación correcta entre usted y su esposa.

Si está interesado en saber cómo lo hice en mi matrimonio, le recomiendo que vea Haz que te ame de por vida .

En los primeros días de la relación entre mi esposa y yo (cuando éramos novios), todo se trataba de la lujuria y la pasión iniciales.

En estos días, nuestro deseo sexual aumenta cuando interactuamos entre nosotros durante el día o mientras nos relajamos por la noche en el salón.

Como resultado, tenemos relaciones sexuales regulares porque el amor, el respeto y la atracción continúan profundizándose con el tiempo.

La chispa siempre está ahí porque sé qué decir y hacer para que eso suceda con una mujer. Es muy fácil.

Cuando sabes cómo profundizar el amor, el respeto y la atracción de una mujer por ti con el tiempo, tener sexo no es una tarea para ella. Ella quiere hacerlo y tú también.